You are here

defiende tu privacidad en internet frente a la mensajería spam

 
La Agencia Española de Protección de Datos denomina spam a “cualquier mensaje no solicitado y que, normalmente, tiene el fin de ofertar, comercializar o tratar de despertar el interés respecto de un producto, servicio o empresa”. A pesar de las limitaciones jurídicas, los correos basura continúa siendo un gran negocio que las empresas utilizan con fines comerciales.
 
La Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, en su artículo 21.1 prohíbe de forma expresa “el envío de comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente que previamente no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por los destinatarios de las mismas”.
 
Si bien, esta prohibición encuentra su excepción en el apartado 2 del citado artículo 21, prohibición basada principalmente en una relación contractual previa, siempre que los datos de contacto del destinatario se hubiesen obtenido de una forma lícita por el prestador y, “los empleara para el envío de comunicaciones comerciales referentes a productos o servicios de su propia empresa que sean similares a los que inicialmente fueron objeto de contratación con el cliente”.
 
El consumidor puede reclamar a través de instituciones públicas o hacer uso de la Lista Robinson –servicio gratuito de exclusión publicitaria, que tiene como objetivo disminuir la publicidad que reciben los consumidores-, pero en todo caso, para combatir y prevenir el Spam, se recomienda:
 
-    Ser cuidadoso al facilitar la dirección de correo electrónico.
-    Utilizar dos o más direcciones de e-mail, una para aquellos casos en los que se desconfía del destinatario y otra dirección personal, para destinatarios conocidos.
-    Elegir una dirección de correo poco identificable.
-    No publicar la dirección de correo en buscadores, directorios de contactos o foros.
-    Si fuese necesario facilitar la dirección de correo electrónico en alguna Web, se recomienda escribir “at” o “arroba” en lugar de @.
-    En caso de suscribirse a un servicio on line o si contrata un producto, deténgase a leer detenidamente las Políticas de Privacidad y las Condiciones de Cancelación.
-    No se recomienda contestar al Spam, y resulta conveniente desactivar la opción que envía un acuse de recibo al remitente de los mensajes.
 
 
Para más información: http://www.agpd.es
 
logo_inverse

...la página se está cargando...