You are here

el derecho al olvido en internet

Por derecho al olvido se entiende la manifestación de los derechos de cancelación y oposición aplicados a los buscadores de Internet. El derecho al olvido incluye el derecho a limitar la difusión indiscriminada de datos personales en los buscadores, cuando su publicación no cumpla con ciertos requisitos, como la adecuación y la pertinente. Es decir, cuando la información sea obsoleta o ya no tenga interés público.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) hizo pública el 13 de mayo de 2014 una sentencia que establece que el tratamiento de datos que realizan los motores de búsqueda está sometido a las normas de protección de datos de la Unión Europea y que las personas tienen derecho a solicitar, bajo ciertas condiciones, que los enlaces a sus datos personales no figuren en los resultados de una búsqueda en Internet realizada por su nombre.

A continuación, os dejamos cinco claves para ejercer el derecho al olvido:

1. Es posible ejercer el derecho al olvido frente al buscador, sin acudir previamente a la fuente original: Los motores de búsqueda y los editores originales realizan dos tratamientos de datos diferentes, con legitimaciones diferentes y con un impacto diferente sobre la privacidad de las personas. Por eso puede suceder que no proceda conceder el derecho frente al editor y sí frente al motor de búsqueda, ya que la difusión universal que realiza el buscador, sumado a la información adicional que facilita sobre el mismo individuo cuando se busca por su nombre, puede tener un impacto desproporcionado sobre su privacidad.

2. En caso de ejercerlo frente al buscador no supone la desaparición de la información de Internet: La mencionada sentencia del TJUE declara que, el ejercicio de este derecho frente al buscador, sólo afecta a los resultados obtenidos en las búsquedas hechas mediante el nombre de la persona, es decir, el enlace que se muestra en el buscador solo dejará de ser visible cuando la búsqueda se realice a través del nombre de la persona, pero el resultado seguirá apareciendo cuando la búsqueda se realice por cualquier otra palabra o término.

3. ¿Cómo debo ejercer el derecho al olvido? Nuestra legislación establece que es imprescindible que el ciudadano se dirija, en primer lugar a la entidad que está tratando sus datos, en este caso al buscador. Si la entidad no responde a la petición o entendemos que la respuesta no es adecuada puede solicitar que la Agencia Española de Protección de Datos –en adelante AEPD-  tutele su derecho frente al responsable. La AEPD determinará si estima o no nuestra solicitud, que en todo caso es recurrible ante los Tribunales.

4. El derecho al olvido no limita el derecho a recibir información: la Sentencia señala que es necesario ponderar, caso por caso, para alcanzar un equilibro entre derechos e intereses de las partes. En todo caso, aquellas solicitudes que resulten de interés para el público, por su naturaleza o por afectar a una figura pública, no serán aceptadas.

Para más información puede consultar: www.agpd.es

logo_inverse

...la página se está cargando...